El objetivo del aislamiento es separar las condiciones térmicas entre el exterior y el interior mediante la instalación de materiales que tengan una conductividad baja, es decir, que sean resistentes al paso del frío y también del calor evitando, esas  bruscas oscilaciones de temperatura en una vivienda.

P18-05-10 16.55[01]

 

El aislamiento exterior, además de la mejor protección contra los agentes meteorológicos, representa envolver a la fachada de un sistema continuo sin juntas aunque permeable al vapor de agua.. El interior del edificio, se mantiene aislado de los agentes meteorológicos exteriores,  el interior de la vivienda  mantendrá mejor el calor,por lo que ,el ahorro de energía en la calefacción, será considerablemente notable.

 

 
Para el montaje de un aislamiento son necesarios los siguientes pasos:

 

  • Colocación de placas aislantes con cola adherente.
  • Fijación de dichas placas ,utilizando  soportes anclados ala pared. 
  • Aplicación de rede de fibra de vidrio por toda la extensión de la fachada,para evitar grietas y asegurar las placas aislantes.
  • Aplicación de imprimación, el acabado suele ser rugoso con la aplicación de un  revestimiento acrílico de 1,5mm o 2mm de espesor fabricado por swiss lack con variedad de colores a elegir y con la mayor de las garantías ofrecida por una de la mejores fábricas dedicadas a revestimientos y aislamientos exteriores.